domingo, 1 de junio de 2008

Dicen que somos hijos del odio, pero padres de la piedad.

dicen que se acaba el mundo como lo conocemos.

Antes de que el miedo me tirara de los pies

le dije al oído:

-Te veré el día en que el techo finalmente se desplome sobre nuestras cabezas, y un maravilloso sonido sacuda la ciudad.

2 comentarios:

Poly dijo...

Es hermoso. (: esta vez me gusto de verdad

Julian Glumi dijo...

Claro, más vale vivir los hechos que esperar los dichos.