viernes, 28 de noviembre de 2008

Pigs on the Wing


If you didn't care what happened to me,
And I didn't care for you
We would zig zag our way
through the boredom and pain
Occasionally glancing up through the rain
Wondering which of the buggers to blame
And watching for pigs on the wing...


Así se me escapa el tiempo, ahí clavado en el ventanal, mirando arriba. Atrás en la mesa esta el libro, abierto en alguna pagina del medio (siempre en la mitad). Dicen que cuando lo termine el mundo será mío, pero es demasiado largo, y atrás esta siempre oscuro. Así que ese soy yo parado frente al ventanal, tirado en el piso en todo caso, pero siempre mirando al cielo y esperando ver cerdos voladores.

El ático esta lleno de polvo, el libro esta en la misma pagina (tal vez una mas, tal vez cinco menos, que diferencia hay). Yo sigo al lado de la ventana esperando con toda la paciencia del mundo. Y que quede claro que no soy tan ingenuo como para creerme que aquella figura cruzando el cielo no es otra cosa que un chancho de proporciones paquidérmicas que un día se levanto con ganas de refutar a Sir Isaac Newton. No hace falta mucho poder de observación para deducir que lo que se ve ahí flotando a la deriva (Bah, uno dice a la deriva, pero…) es un globo inflado con aire caliente, diseñado para dar la impresión de ser un intrépido animal de granja. Pero hace rato que deje de sentirme orgulloso de saberlo.

Cierto que ahí abajo hay gente, creo.

Pero que sé yo, tal vez a uno se le ocurra mirar para arriba y justo un cerdo este pasando por encima de los edificios. “A quien se le ocurre semejante pelotudez“, diría entonces, sintiéndose satisfecho de que bajo sus pies hay una suela, y bajo la suela hay asfalto.

Escuche de locos con rifles que se dedican a intentar derribarlos. A veces me parece una idea divertida (boluda, sí, pero divertida), entonces me acuerdo del libro y me pongo a leer, o fingir que leo (sí, me finjo a mi mismo, y quien este libre de hipocresía que tire la primera piedra). Pero no puedo terminar un párrafo sin mirar a la ventana, y pensar en ese sueño que tengo de vez en cuando. O tal vez no sea un sueño, ¿como saberlo? Simplemente me despierto a la noche y veo a un cerdo flotando frente al ventanal, como si me estuviera mirando. Lo veo moverse lentamente de un costado al otro, y cuando lo pierdo de vista me vuelvo a dormir. Algunas veces tomo coraje, me levanto y me animo a mirarlo a los ojos. No puedo recordarlo bien ahora, pero sé que por un segundo lo entiendo, lo veo todo tal cual es, y entonces no puedo parar de reír histéricamente (o llorar, en esa instancia es casi lo mismo). Luego agacho la cabeza y miro hacia abajo, como todo se mueve a la deriva. Bah, uno dice a la deriva pero…







...You know that I care what happens to you
And I know that you care for me too
So I don't feel alone
Of the weight of the stone
Now that I've found somewhere safe
To bury my bone
And any fool knows a dog needs a home
A shelter from pigs on the wing










Lo escribi cuando tenia 18 años para un taller literario, que en ese entonces era mi unica ocupacion. Despues formatee la pc y quedo perdido en una fotocopia, hasta hoy dia que, como estoy muy seco de ideas hace bastante tiempo, se me ocurrio transcribirlo. Le cambie una o dos palabras, una en particular, para adaptarlo un poquitin a los tiempos que corren, pero el sentido sigue siendo el mismo. Claro que para cuando lo escribi no estaba muy seguro de su significado. Porque, llendo al caso, no es la primera vez que me adelando a mis propias circunstacias.

4 comentarios:

udmi dijo...

hola juan :)

I don’t belong here dijo...

lo leo, y pienso en muchos escritores, sobre todo Cortazar, y ni hablar en Floyd

Poly dijo...

Es como una premonición

Julian Glumi dijo...

que viaje!, me gustó

yo gane un interbando literario, hace 3 años en el Cristo Rey con un cuento y me lo robaron, nunca mas lo volvi a tener...

me cabe por defender el copyleft


un saludo!